La paradoja del SEO

¿Podría gastar miles de dólares, y meses de esfuerzo para mejorar el ranking de su página de extensiones de pestañas madrid, llevar a que su URL sea penalizada o incluso incluida en la lista negra de un índice de motores de búsqueda?

Si eres lo suficientemente tonto como para recurrir a estrategias de SEO cuestionables, o contratar a un consultor de SEO que lo haga; la respuesta es un rotundo sí.

No hay atajos para mejorar el rendimiento en los motores de búsqueda, no hay fórmulas garantizadas para el éxito de la noche a la mañana. Las promesas de resultados instantáneos o de un listado superior de hierro deben recibirse con una buena dosis de escepticismo.

Si decide renunciar a la tarea de optimización por sí mismo, hay muchos consultores de buena reputación en línea entre los que elegir, pero haría bien en preguntar qué métodos emplearán. Si usted o sus consultores tienen la tentación de considerar el uso de texto y palabras clave ocultas, enlaces ocultos, relleno de palabras clave, granjas de enlaces o encubrimiento, es posible que desee pensar de nuevo.

Si un consultor de SEO le sugiere que envíe su URL a 10.000 motores de búsqueda y directorios, ¿no querrá saber exactamente dónde acabará? Después de todo, estamos hablando de la credibilidad y la reputación de su sitio web.

Intentar aumentar artificialmente su clasificación en los motores de búsqueda es una mala estrategia. Sus algoritmos no distinguirán entre un intento premeditado de engañar para conseguir una clasificación superior, o el uso inocente de un consultor que emplee tales métodos, pero el resultado puede ser que su sitio sufra de cualquier manera.

Si está coqueteando con métodos de SEO cuestionables, debería hacerse algunas preguntas antes de proceder:

– ¿Qué pretende conseguir?
– ¿Añade su estrategia valor a su sitio y ayuda a quienes buscan el contenido que usted ofrece?
– ¿Su sitio es simplemente una colección de enlaces comerciales y de afiliación, o ofrece contenido valioso y buena información a sus visitantes?
– ¿Se sentiría cómodo explicando su estrategia de SEO al propietario de un sitio de la competencia?

Google manipula constantemente el algoritmo de su motor de búsqueda, en un esfuerzo por ofrecer un mejor producto; una información más precisa, más relevante y que ofrezca un mayor valor a sus usuarios. En lugar de intentar burlar el algoritmo del motor de búsqueda de Google, considere la posibilidad de adoptar esa doctrina.

Una estrategia de SEO buena, sólida y ética requiere mucho trabajo y paciencia. Las recompensas potenciales no se limitan sólo a su sitio, sino también a los de sus socios de enlace y, sobre todo, a los internautas que buscan el servicio o la información que usted proporciona.

Siempre puede recurrir a los servicios de un consultor SEO si todo lo demás falla. Sin embargo, es posible que un esfuerzo sostenido que se centre en algunos aspectos fundamentales le proporcione los resultados que busca.

Asegúrese de que su sitio web está bien construido, que es fácil de navegar y que su URL, los títulos de las páginas y los encabezados son fáciles de leer y de buscar. Un texto sencillo que describa el contenido de su página es lo más eficaz.

El contenido, por encima de todo, hará rodar la bola de nieve del tráfico. Cree un contenido bueno y original, actualícelo con regularidad y siga ampliándolo. Esto no sólo proporciona a sus lectores el incentivo para recomendar su sitio a otros y visitarlo con regularidad, sino que también atrae la atención de las arañas de los motores de búsqueda. Las arañas volverán a su sitio más a menudo si notan que usted actualiza o añade contenido fresco con frecuencia.

El contenido de calidad es también una base para el intercambio efectivo de enlaces. Acérquese a otros sitios de buena calidad relacionados con su tema y explore el valor de un acuerdo de intercambio de enlaces. Los motores de búsqueda no sólo se fijan en el número de enlaces que apuntan a su sitio, sino también en si esos enlaces proceden de sitios con contenido relacionado con el suyo.

Si no ha enviado sus sitios a los principales motores de búsqueda, hágalo siguiendo sus directrices de envío. También debería considerar la posibilidad de enviar su sitio al directorio de Yahoo y al Open Directory Project, pero, de nuevo, tenga paciencia, pueden pasar meses hasta que aparezca en la lista y, tanto en el caso de Yahoo como en el de DMOZ, un envío no es garantía de que su sitio sea aceptado.

Las estrategias de SEO cuestionables siempre existirán, al igual que las muchas personas que optan por utilizarlas, pero el sentimiento de satisfacción será mucho mayor si se utiliza un enfoque ético que deje intacta su credibilidad y la reputación de su sitio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *