Consejos para preparar una boda en verano

Las bodas de verano son una de las celebraciones más populares y encantadoras que existen. La naturaleza en su mejor momento, el clima cálido y soleado, y el ambiente festivo hacen que sea el momento perfecto para celebrar una boda. Sin embargo, la planificación de una boda de verano puede ser un poco más desafiante que planificar una boda en cualquier otra estación. En este artículo, presentamos algunos consejos prácticos para ayudarte a planificar una boda de verano inolvidable.

  1. Escoge el lugar adecuado: el lugar donde se celebre la boda es una de las decisiones más importantes que se deben tomar. Si se celebra en el exterior, es importante elegir un lugar que proporcione suficiente sombra, ya que el sol de verano puede ser muy fuerte. También es importante considerar la ventilación y la comodidad de los invitados, especialmente si se espera que la temperatura suba durante el día.
  2. Elige la hora adecuada: Las bodas de verano son generalmente celebradas durante el día, pero es importante elegir la hora adecuada para la ceremonia y la recepción. Si la boda se celebra en el exterior, es una buena idea programar la ceremonia temprano en la mañana o en la tarde, cuando el sol es menos intenso. Si la boda se celebra en un lugar cerrado, se puede optar por una hora más tardía para evitar las horas más calurosas del día.
  3. Vestimenta adecuada: La ropa de verano puede ser muy cómoda, pero es importante elegir la vestimenta adecuada para la ocasión. Si se celebra la boda en el exterior, es importante elegir tejidos ligeros y transpirables, que permitan que la piel respire. Los trajes de novio y los vestidos de novia también deben ser ligeros y frescos para evitar el calor excesivo. Además, es importante elegir zapatos cómodos para caminar en el exterior.
  4. Ofrecer bebidas refrescantes: Las bebidas son una parte importante de cualquier celebración, especialmente en verano. Es importante ofrecer bebidas refrescantes y frías para mantener a los invitados hidratados. El agua y los refrescos son esenciales, pero también se pueden ofrecer bebidas con alcohol como cócteles de verano y cerveza fría.
  5. Comida ligera: La comida es otro aspecto importante a considerar, por ello la mejor opción es optar por catering Zaragoza. Es importante ofrecer comidas ligeras y frescas que no pesen demasiado en el estómago, especialmente si se espera que la temperatura sea alta. Las ensaladas, las frutas y las carnes blancas son buenas opciones para una boda de verano.
  6. Decoración adecuada: La decoración es una parte importante de cualquier boda, y en verano, se pueden incluir elementos que hagan referencia a la estación. La decoración debe ser adecuada al ambiente y al entorno en el que se celebra la boda. Las flores de verano, los colores brillantes y las luces de cuerda pueden ser buenas opciones para decorar una boda de verano.
  7. Planifica un plan B: El clima de verano puede ser muy variable, incluso en los días más cálidos. Es importante tener un plan B en caso de que el clima no sea favorable. Si se celebra la boda en un jardín, ten por si acaso una o dos carpas contratadas para en caso de lluvia refugiar a los invitados.
  8. Regalos para alguien especial: si estas pensando en regalar algo único, lo mejor es una experiencia que nunca olvide como el parapente Panticosa, o incluso si sabes que a esa persona le gustan los deportes, el rafting Huesca es perfecto.

Si sigues estos consejos sin duda tu boda será un día que jamás olvidaras y por supuesto tampoco tus invitados. Espero que te haya servido de ayuda mis consejos y nos vemos en el próximo blog!.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *